Cafe Racer de Pata Negra



Mi afición por las motos me viene de oír el ruido de la Lambretta de mi padre al llegar, mas tarde cuando jugaba en el barrio donde crecí descubrí una de esas tabernas de moteros donde podía ver en la puerta esas máquinas con sus colas recortadas artesanalmente y pintadas a mano por sus dueños, al salir solían picarse calle abajo dejando tras de sí el ruido de sus escapes abiertos. El "old school riders" de mi barrio montaba a ritmo de bulerías y ebrio de moscatel. Este post esta inspirado en esas viejas glorias que corrían mas que las de la policía.






 

2 comentarios:

  1. Me encantan Raul!!!
    Animate con el Save a Jap Contest!!!
    Rafagas deslumbrantes

    ResponderEliminar
  2. Hola, nos encantan tus dibujos.... y lo dicho si quieres exponer tu obra nuestra tienda está a tu entera disposición.

    Dulce Locura

    ResponderEliminar